Desktop version

Home arrow Language & Literature

  • Increase font
  • Decrease font


<<   CONTENTS   >>

El método hipotético-deductivo

En tanto que ciencia factual, a la linguistica le corresponde aplicar el metodo hipotetico- deductivo. En efecto, desde el analisis clasico de la logica de la investigacion cientifica realizado por Karl Popper [1902-1994] en los anos treinta del siglo pasado, sabemos que el inductivismo estricto no puede ser el metodo utilizado por la ciencia:

[D]esde un punto de vista logico dista mucho de ser obvio que estemos justificados al inferir enunciados universales partiendo de enunciados singulares, por elevado que sea su numero; pues cualquier conclusion que saquemos de este modo corre siempre el riesgo de resultar un dia falsa: asi, cualquiera que sea el numero de ejemplares de cisnes blancos que hayamos observado, no esta justificada la conclusion de que todos los cisnes sean blancos.

(Popper 1934, 27)

Para Popper, el metodo adecuado es el hipotetico-deductivo. Para seguir con su ejemplo, a partir de la observacion de un numero indeterminado de cisnes de color bianco (podria ser solo uno о incluso ninguno), formulamos la hipotesis de que todos los cisnes son blancos. Se trata de una generalizacion no basada en el metodo inductivo en sentido estricto, puesto que, сото hemos visto, podria ser planteada a partir de una unica observacion. En realidad, las hipotesis pueden ser formuladas con cualquier apoyo empirico previo у mediante cuaL quier procedimiento. Una vez establecida la hipotesis, sus deducciones son contrastadas con nuevos datos observados: si este animal es un cisne, debe ser bianco. Si la observacion no es congruente con la deduccion (es decir, se trata de un cisne, pero no es bianco), se considera que la hipotesis ha sido refutada y, por tanto, debe ser abandonada. Si, por el contrario, la deduccion es congruente con la deduccion, se considera que la hipotesis puede seguir siendo mantenida; de momento, no se ha demostrado que sea falsa, es decir, no ha sido falsada.

El metodo hipotetico-deductivo, pues, consta de varias fases que constituyen lo que se ha llamado el ciclo empirico. Basandose en una propuesta hecha por de Groot en 1969, Krug, Schliiter у Rosenbach (2013, 5) las representan del modo reflejado en la tabla 2.1:12

Tabla 2.1 Fases del ciclo empirico segun Krug, SchlQter у Rosenbach (2013)

Fase 1

Observacidn

Recogida у clasificacidn de materiales empfricos, formulacidn (tentativa) de hipdtesis

Fase 2

Induccibn

Formulacidn de hipdtesis

Fase 3

Deduccibn

Derivacidn de consecuencias especificas de las hipdtesis en forma de predicciones contrastables

Fase 4

Comprobacidn

Contraste de las hipdtesis con nuevos materiales empiricos mediante la comprobacidn de si las predicciones se cumplen о no

Fase 5

Evaluacidn

Evaluacidn de los resultados del contraste con respecto a las hipdtesis у teorias formuladas, asi сото con respecto a investigaciones posteriores о relacionadas

Fuente: Krug, Schluter у Rosenbach (2013)

El ffsico teorico Richard Feynman [1918-1988] proporciona una analogfa muy poderosa que sirve para ilustrar este ciclo. Segun Feynman (1999, 23),

Una forma, una analogfa divertida para hacerse una idea de lo que estamos haciendo cuando tratamos de entender la naturaleza, consiste en imaginar que los dioses estan jugando una gran partida de ajedrez, pongamos por caso, у nosotros no conocemos las reglas del juego. Pero se nos permite mirar el tablero, al menos de vez en cuando, quiza desde una esquina, у a partir de estas observaciones tratamos de imaginar cuales son las reglas del juego, cuales son las reglas para mover las piezas. Al cabo de un tiempo podrfamos descubrir, por ejemplo, que cuando hay solo un alfil en el tablero, este altil siempre se mueve por casillas del mismo color. Mas adelante podrfamos descubrir que la ley para el movimiento del alfil consiste en que este se mueve en diagonal, lo que expli- сапа la ley que descubrimos antes —que el alfil estaba siempre en una casilla del mismo color— у eso serfa analogo a descubrir una ley у mas adelante obtener una comprension mas profunda de la misma. Luego pueden suceder cosas, todo va bien, hemos obtenido todas las leyes, todo parece muy bien; у entonces, de repente, ocurre un fenomeno extrano en algun rincon, asf que empezamos a investigarlo: es un enroque, algo que no esperabamos. Dicho sea de paso у en ffsica fundamental siempre estamos tratando de investigar aquellas cosas de las que no entendemos las conclusiones. Una vez que las hemos puesto a prueba suficientemente, estamos conformes.

La imagen permite tambien describir el metodo con que analizamos los fenomenos lingiifsticos tal сото podemos observarlos en la forma en que se realizan en los textos orales о escritos: formulamos (con mayor о menor apoyo empirico) una hipotesis explicativa que luego vamos contrastando (mediante cadenas deductivas) con otros hechos, corrigiendola, reformulandola hasta que conseguimos ajustarla a todo lo que podemos observar. Aunque no tenga relacion con los temas tratados aquf, ese proceso explica tambien la forma en que aprendemos lenguas: a partir de lo que hemos observado en un cierto numero de casos, hace- mos formulaciones provisionales de reglas que aplicamos a otros elementos que consideramos similares a los anteriores. Tales reglas son inadecuadas en algunas ocasiones, de modo que tenemos que modificar total о parcialmente la hipotesis de partida.

Las hipotesis —que son modelos de diferentes esferas de la realidad— no se limitan, pues a describir lo que sucede, sino que pretenden encontrar los principios que dan lugar a los hechos descritos. A la vertiente descriptiva deben anadir, por tanto, la capacidad explicativa. La bondad de una hipotesis se mide en tanto que es capaz de explicar hechos о fenomenos que no encuentran explicacion en otras teorias. Ademas, una hipotesis puede predecir hechos todavia desconocidos en el momento en que se formula. La validez de la hipotesis quedara reforzada en este segundo caso si las investigaciones posteriores demuestran la exis- tencia de los objetos о fenomenos predichos por ella.

Veamos un par de ejemplos clasicos que pueden ilustrar, en lingufstica, estas dos posibili- dades. La correccion о reformulacion de una hipotesis previa se produce, por ejemplo, con la llamada “ley de Verner”. La ley de la mutacion consonantica de las lenguas germanicas desde el indoeuropeo (conocida generalmente сото “ley de Grimm”), formulada por Jacob Grimm [1785-1863] ya en los inicios de la lingufstica historico-comparada, en el primer tercio del siglo xix, establece ciertas regularidades (“leyes”) entre los sonidos consonanticos supuestos para el indoeuropeo (reconstruidos mediante la comparacion de los resultados que presentan en las diversas lenguas de la familia) у los existentes en germanico (y, posteriormente, en alto у bajo aleman, ingles, holandes, etc.). Desde su formulacion, sin embargo, era evidente que existfan algunos casos que no se ajustaban a lo supuesto, es decir, correspondencias que no obedecfan a la “ley”. Asf, a una Д/ del indoeuropeo, contirmada por su permanencia en brdta у pita del sanscrito ofrater у pater del latfn, corresponden en germanico bropar (con una interdental fricativa) у fadar, respectivamente. Es decir, la [t] indoeuropea ha tenido dos resultados diferentes en germanico, lo cual contradice por complete) la “ley de Grimm” y, lo que es mas importante, la misma idea de ley fonetica, base fundamental de la lingufstica historica. En 1877, el lingiiista danes Karl Verner [1846-1896] formulo una correccion de la ley de Grimm que explicaba la excepcion aparente. Lo que sucede, dice Verner, es que la [t] indoeuropea tiene dos resultados distintos en germanico segun la posicion del sonido con respecto a la sflaba tonica: se convierte en una interdental fricativa cuando precede a la sflaba tonica у en una oclusiva sonora cuando la sigue. Con ese ajuste, se explican todos los casos de los que podfa dar cuenta la “ley de Grimm” у tambien aquellos otros que no encajaban.15 Para lo que nos interesa aquf, la llamada “ley de Grimm” puede ser considerada una hipotesis previa que presenta incongruencias entre lo que predice у lo que muestra un cierto subconjunto de dates. El desajuste se soluciona mediante una reformulacion de la hipotesis, anadiendole algun elemento adicional, con lo que deducciones у dates se hacen compatibles.

Una repercusion mucho menor en la epoca tuvo la teorfa de Ferdinand de Saussure sobre las laringales del indoeuropeo у su influencia en ciertos fenomenos relacionados con los grados vocalicos alternantes en los verbos de, por ejemplo, el griego clasico. A pesar de ello, la importancia de su teorfa es mucho mayor que la reformulacion de la “ley de Grimm” rea- lizada por Verner. El paradigma del verbo en el griego clasico se organiza mediante la alter- nancia vocalica que muestran los temas de presente, perfecto у aoristo, сото muestran los ejemplos siguientes:14

Tema de presente Tema de perfecto Tema de aoristo

petomai pepotemai ‘eptomen

pefzo pepoiza ‘epizon

Como se aprecia facilmente, el sistema e — о — 0 funciona mediante el cambio de vocal en un caso (alternancia cualitativa, la que se da entre los temas de presente у per- fecto) у la sustitucion de una vocal por cero (alternancia cuantitativa, la que se da entre los otros dos temas у el aoristo). Pero este sistema se ve ocasionalmente modificado por la existencia de alternancias que suponen la aparicion vocales largas у breves, сото se ve, por ejemplo, en

Tema de presente Tema de perfecto Tema de aoristo

pha.mf pho.ne phatos

Рага explicar esas “irregularidades” se habian propuesto muy diversas soluciones, casi todas ellas basadas en la presencia de una vocal larga en la rafz, pero ninguna de ellas resultaba plenamente satisfactoria. Ferdinand de Saussure partio del esquema basico (e breve/o breve/ cero), que es el mas corriente, у supuso que las vocales largas que aparecen en los elementos de la segunda serie son el resultado de la asimilacion de una vocal breve con algun sonido desaparecido ya en griego clasico у en todas las lenguas indoeuropeas conocidas en aquella epoca, pero que habrfa tenido antes el efecto de alargar la vocal breve precedente о retrasar su punto de articulacion о bien convertirse en a о i cuando iba sola (que es lo que sucede en el grado cero). Representando ese sonido laringal mediante Q, el proceso sen a del estilo:

pheQmi —> pha:mf phoQne —> pho:ne phQtos —> phatos

La hipotesis de Saussure, realmente arriesgada porque implicaba el recurso a un elemento desconocido, no documentado en ninguna lengua indoeuropea hasta ese momento, tenfa la ventaja de postular una solucion unitaria para todas las alternancias vocalicas, tanto las regulares сото las “irregulares”. Lo cierto es que no tuvo demasiado exito en su epoca, pero la sorpresa llego en 1927, cuando fueron descifradas las primeras tabillas del hitita у se hallo que esa lengua tenfa todavfa las laringales supuestas por Saussure, con lo que quedo demostrada la viabilidad de la hipotesis del sabio ginebrino. En este caso, сото hemos podido ver, la hipotesis es formulada sin apoyo factual explfcito у hay que esperar a que nuevos descubrimientos, impensables en la epoca en que se hizo la propuesta, sirvan para proporcionar la base empfrica que consolida la hipotesis.15

 
<<   CONTENTS   >>

Related topics