Desktop version

Home arrow Language & Literature

  • Increase font
  • Decrease font


<<   CONTENTS   >>

El carácter de la LC

La LC como revolución instrumental

Este afan de exhaustividad tiene todo su sentido cuando nos referimos a un conjunto relati- vamente amplio de datos y, por tanto, requiere, сото paso previo, poder acceder a ellos en la mayor cantidad у calidad que quepa conseguir. Evidentemente, ello implica el uso de herra- mientas cuya mayor о menor sofisticacion determina directamente el caracter de los datos que vamos a tener a nuestra disposicion. Con un ejemplo trivial, sobre el que volveremos posteriormente, el estudio de los objetos celestes se presenta de forma totalmente distinta si nuestros datos proceden de la contemplacion del cielo a simple vista, con unos prismaticos о con telescopios de diferentes alcances у caracteristicas. Ciertamente, los objetos estan siempre ahf, pero nuestro acceso a ellos se ve totalmente condicionado por las herramientas que podamos tener a nuestra disposicion.

Despues del muy influyente libro de Kuhn (1962), la vision generalizada de la evolucion de las ciencias, del modo en que progresan, sufrio un fuerte cambio con respecto a la vision tradicional. Frente a la imagen clasica de una historia lineal, con una fecha de nacimiento bien establecida a partir de la aparicion de las condiciones que caracterizan el conocimiento cientffico frente al precientifico у un proceso constante de aproximacion al estado que pre- sentan en la actualidad, Kuhn propone una historia con diferentes configuraciones de lo que en cada epoca hay que considerar conocimiento cientffico y, sobre todo, construida a partir de la sucesion de fases de tranquilidad у saltos bruscos, que constituyen las revoluciones que dan tftulo a su obra.

Segtin Kuhn [1922-1996], las ciencias se encuentran habitualmente en la fase que el considera “ciencia normal”, un perfodo en el que todos los cientfficos que trabajan en una determinada disciplina comparten un misrno marco general (el lo denomino paradigma), en el que se establecen los grandes principios explicativos de la esfera de conocimiento corres- pondiente, los metodos que hay que aplicar, etc. En ese paradigma estable, el progreso cientffico, que no cesa, consiste en ir rellenando los huecos que todavfa existen у sistemati- zando la informacion ya conocida, es decir, se trata de lo que Bunge (1968) ha denominado “crecimiento en superficie” о “crecimiento baconiano”.21 En ciertas epocas comienzan a detectarse hechos que no encajan en el paradigma, que no pueden ser explicados adecuada- mente en lo que constituye ese marco general compartido. Cuando los hechos sin explication se acumulan, se pone en duda la validez del paradigma existente у aparecen paradigmas alternativos que, con diferencias entre sf, pretenden dar cuenta de los hechos ya explicados por el paradigma anterior у tambien de los que no pueden ser adecuadamente comprendidos en el. Es un perfodo de lucha, un perfodo de “ciencia extraordinaria” que termina en el momento en que uno de los paradigmas surgidos demuestra ser superior a los demas у, сото consecuencia de ello, se convierte en el nuevo paradigma, con lo que se entra en otro perfodo de ciencia normal, que durara mientras no se produzca una nueva acumulacion de hechos incomprensibles en el marco teorico aceptado en general. Un ejemplo claro de revolucion cientffica es la que se produce con la sustitucion del modelo geocentrico postulado por Ptolo- meo у toda la astronomfa clasica у medieval por el heliocentrico defendido en la antigiiedad clasica por Aristarco de Samos y, a partir del siglo xv, por Copernico, Kepler у Galileo. Este cambio, bien conocido у adecuado, por tanto, para generalizar la nocion, cambia por com- pleto la forma de comprender у explicar los fenomenos que antes, en el modelo anterior, eran comprendidos у explicados de otra forma у ademas, por supuesto, da cuenta tambien de algunos fenomenos que el sistema ptolemaico era incapaz de explicar у que eran presentados simplemente сото anomalfas de algunos cuerpos celestes, que no se comportaban en la forma que el modelo predecfa. Ahora se trata, pues, de un crecimiento en profundidad, un modo nuevo de entender lo que constituye el objeto de una determinada disciplina. El modelo newtoniano, su sustitucion por el que surge de la teorfa de la relatividad, la tectonica de placas, etc. son otros tantos ejemplos de revoluciones cientfficas que, en un momento deter- minado, cambiaron la forma en que los cientfficos entendfan у presentaban una cierta zona de la realidad. Estos cambios son los que, en la terminologfa de Bunge, implican un creci- miento en profundidad о newtoniano.

Esta concepcion de las revoluciones cientfficas, que otros autores —у el propio Kuhn— modificaron posteriormente en aspectos que no es necesario considerar aquf, proporciona una idea clara de los grandes hitos que existen en la historia de las ciencias, pero no es la unica forma en que las ciencias evolucionan. Los perfodos de ciencia normal no son realmente solo fases en las que todo se reduce a una investigacion rutinaria destinada a llenar huecos del conocimiento que no modifican el panorama general. El crecimiento en superficie senalado por Bunge tiene, ademas, otro factor que nos interesa aquf especialmente por su importancia para los estudios lingiifsticos. El ffsico Freeman Dyson [1923-2020] diferencia entre revoluciones conceptuales (concept-driven revolutions) у revoluciones instrumentales (tool-driven revolutions). Las primeras, las que hemos visto ya, tienen сото efecto mas visible el de “explicar cosas antiguas de nuevas maneras” (Dyson 1997, 50), es decir, reformulan el modo en que entendemos los fenomenos ya conocidos. Frente a ellas, las revoluciones instrumentales surgen con la aparicion de un nuevo instrumento (o una nueva herramienta de analisis) con el que se puede acceder a zonas que hasta ese momento estaban ocultas. Un ejemplo claro de revolucion instrumental, relacionado con el que hemos utilizado previamente, es la que se produce con la aparicion del telescopio. La primera noche en que Galileo enfoco la Luna у Jupiter con el telescopio rudimentario que habfa construido vio algo que los seres humanos no habfan podido contemplar hasta ese momento precisamente porque no disponfan de la herramienta adecuada. Es decir, se trata ahora de acceder a objetos у fenomenos desconocidos hasta ese momento que, сото es logico, tienen que ser estudiados e integrados en el marco general de nuestros conocimientos, con los efectos correspondientes sobre el modelo general. En palabras de Dyson (1997, 50), “[e]l efecto de una revolucion impulsada por herramientas es descubrir cosas nuevas que tienen que ser explicadas”. Esta ampliacion de la extension del territorio que hay que explorar permite entender mejor la idea de crecimiento en superficie a la que se refiere Bunge.

Pues bien, la difusion del uso de computadoras en lingiifstica ha supuesto una autentica revolucion instrumental en nuestro campo, ya que ha permitido, entre otras cosas, disponer de la posibilidad de acceder de forma rapida у comoda a grandes masas de datos que no eran ni siquiera imaginables hace solo unos cuantos anos.22 Un corpus lingiifstico de tamano estandar en la actualidad (cientos о unos pocos miles de millones de formas) permite disponer de un conjunto de datos que resultaba simplemente inalcanzable en la lingiifstica descriptiva tradicional, razon por la cual era forzoso trabajar con ejemplos filtrados, seleccio- nados en funcion de criterios establecidos en muchos casos antes de tener una idea mediana- mente articulada de cuales son los aspectos relevantes en el fenomeno en cuestion y, por tanto, que principios deberfan guiar la recogida de los materiales. Es evidente que poder buscar en el interior de un conjunto de quinientos millones de formas solo es factible si disponemos de las maquinas у los programas que nos permitan recuperar con rapidez los casos del fenomeno que nos interesa. No llega con disponer de los textos en formato impreso, por ejemplo, porque eso no hace posible la recuperacion de los datos. En realidad, tampoco es suficiente con disponer de los textos en formato electronico, porque lo que interesa es la recuperacion selective que requiere, сото hemos visto en el capftulo 1, la codificacion previa de los textos para que las busquedas se puedan referir exclusivamente a un cierto tipo de texto (pafses, generos, hablantes, etc.; cf. infra, cap. 3).

Por otro lado, la generalizacion de las computadoras en linguistica ha tenido otros efectos. La aparicion de la linguistica computacional ha hecho posible el desarrollo de muy diversas aplicaciones que, сото la traduccion automatica, han cambiado de forma muy notable tanto la configuracion de nuestra disciplina сото el perfil de muchos de los trabajos en los que se necesita la participacion de personas con formacion linguistica profesional. Ya en el terreno que nos interesa directamente, es todo lo que se hace en linguistica computacional para anotar morfosintacticamente о lematizar automaticamente un texto lo que nos permite recu- perar de un corpus informacion que no se basa ya en la configuracion ortografica de las palabras, sino que trabaja con la informacion gramatical, abstracta, que ha sido anadida automaticamente. Lo mismo, a niveles todavia mas abstractos у elevados, podemos decir cuando se trata de analisis sintactico, semantico о pragmatico.

 
<<   CONTENTS   >>

Related topics