Desktop version

Home arrow Language & Literature

  • Increase font
  • Decrease font


<<   CONTENTS   >>

Los adverbios en -mente

Los adverbios en -mente constituyen una zona de interes especial por varias razones adscribi- bles a ambitos muy distintos. En primer lugar, su naturaleza, a caballo entre lo estrictamente lexico у lo estrictamente gramatical, que hace que este apartado pudiera estar tambien en el capftulo dedicado al analisis de los fenomenos lexicos. En segundo termino, el proceso de gramaticalizacion que lleva desde la combinacion del sustantivo mente con diversos adjetivos hasta la posibilidad de construir adverbios derivados de adjetivos con un significado com- patible con la expresion de “modo у manera” a lo largo de un proceso diacronico de cierta complejidad (с/. Company Company 2014). En un ambito muy diferente, estas formaciones tienen unas caracterfsticas que provocan rechazo desde algunos enfoques estilfsticos, сото el caso, bien conocido, del anatema que lanzo sobre ellos Gabriel Garcia Marquez. Finalmente, su caracter de elemento derivado, de significado deducible a partir del que aporta el adjetivo que constituye su base hace que la lexicograffa de todos los tiempos se haya planteado si es necesario incluirlos en los diccionarios о es suficiente con dar una entrada a -mente, si habrfa que incluir todos los que se documentan, todos los que se puedan crear a partir de los adjeti- vos que figuran en el diccionario, unicamente aquellos cuyo significado no sea estrictamente “de manera x”. Sea cual sea la solucion adoptada, el inventario de los adverbios en -mente incluidos en cualquier diccionario diferira siempre del que se puede obtener en el lemario resultante de la anotacion de un corpus, proceso en el que, сото hemos visto reiteradamente, hay que intentar atribuir lema a todos los elementos que figuran en el.

Los adverbios en -mente tienen una frecuencia bastante alta en espanol actual. La forma de averiguarla en el CORPES es sencilla. En la ventana de Lema se escribe ‘mente, utili- zando la posibilidad de emplear metacaracteres, con lo que se esta pidiendo a la aplicacion que devuelva los casos de todos los lemas terminados en esta secuencia de cinco caracteres. Como la expresion utilizada admite tambien la secuencia mente сото palabra independiente, debemos tratar de excluir los casos pertenecientes al lema sustantivo. La forma mas comoda de hacerlo es, por supuesto, seleccionar adverbio en la ventana de clase de palabras. El resultado no contradice lo esperado: su frecuencia normalizada en todo el corpus es de 4503 casos por millon de formas. La horquilla de frecuencias normalizadas va desde los 5734 casos por millon en Paraguay27 a los 2899 de la Republica Dominicana.28

Es posible que estas diferencias entre pafses sean, al menos parcialmente, un efecto derivado del estado intermedio del CORPES, que todavfa no tiene totalmente equilibrados sus diversos componentes en todos los pafses. En efecto, el analisis de las cifras correspon- dientes indica que la frecuencia de las formaciones en-mente esta tambien relacionada con los tipos de texto, сото muestra, para algunos de ellos, la tabla 5.21.

Tabla 5.21 Frecuencias normalizadas de adverbios en -mente en diferentes tipos de texto

Tipo de texto

Frecuencia normalizada

General

4503

Ciencias у tecnologla

5729

Salud

5593

Arte, cultura у espectbculos

4583

Novela

3705

Teatro

3067

Actualidad, ocio у vida cotidiana

3469

Fuente: CORPES . Elaboracibn propia

Tabla 5.22 Frecuencias generates у normalizadas de adverbios en -mente en diversas obras de Gabriel Garcfa Mdrquez incluidas en el CORDE, el CREA у el CORPES

Obra

Fecha de publicacibn

Adverbios en -mente distintos

Total de casos

Total de formas

Frecuencia normalizada en la obra (cada 100 000 formas)

La hojarasca

1955

57

84

34 157

245,95

El coronet no tiene quien le escribe

1958

24

50

17 520

285,38

Cien anos de soledad

1967

87

208

137 888

150,84

Crdnica de una muerte anunciada

1981

0

0

27 960

-

El amor en los tiempos del cdlera

1985

0

0

144 685

-

Vivir para contarla

2002

4

4

179 715

2,22

Diversos artfculos periodfsticos

2001-2012

26

30

34 814

86,17

Fuentes: Rojo (2012, tabla 1) у CORPES. Elaboracibn propia

Parece claro que, en general, los textos de no ficcion (especialmente los de caracter аса- demico, con una FN de 6386) presentan una frecuencia mas alta de estas formaciones que los de (iccion. Quiza ese caracter es el que explica la resistencia mostrada por Gabriel Garcfa Marquez al uso de estos elementos, que considera empobrecedor.29 La aplicacion de consulta de CORDE, CREA у CORPES permite, entre otras muchas posibilidades, la de recuperar datos correspondientes a un autor о incluso a una obra, lo cual me permitio, hace algunos anos (с/. Rojo 2012), comparer las frecuencias de uso de estas formaciones en las diferentes obras de Garcfa Marquez incluidas en los dos primeros. En la aplicacion del CORPES, el procedimiento consiste simplemente en pulsar la opcion correspondiente a Subcorpus y, en la ventana de Autor (u Obra, si es el caso) escribir el nombre que corresponda.30 El resultado es que aparece un total de treinta casos en varios artfculos periodfsticos que han sido incluidos en el corpus. Reordenando por la forma que hace de pivote, se puede ver que corresponden a veintiseis elementos distintos, lo cual indica tambien una frecuencia individual muy baja. La union de los datos publicados en Rojo (2012) у los obtenidos del CORPES produce los resultados incluidos en la tabla 5.22.

Es evidente que nuestro autor ha reducido considerablemente el uso de los adverbios en -mente a lo largo de los anos у no solo en los libros, puesto que los articulos periodisticos que han sido incluidos en el CORPES muestran una frecuencia normalizada mucho menor de la habitual. Los cuatro casos de Vivir para contarla no contradicen sus afirmaciones, puesto que se trata siempre de citas textuales, incluida una del propio Garcia Marquez (cf. Rojo

2012,441).

Para la frecuencia de estas formas en la lengua oral podemos utilizar el corpus ESLORA, que permite obtener tanto su frecuencia de uso сото su frecuencia de inventario. El procedi- miento es similar al que ya hemos visto: se selecciona la opcion Elementos gramaticales en la ventana de Corpus, adverbio en Etiqueta у se escribe *mente en la casilla de Lema. El resultado es que tienen una frecuencia normalizada de 2985 casos por millon. Si se selecciona, ademas, la opcion Expresiones coincidentes (lemas) en la ventana de Tipo (de resultado), encontramos que en este corpus estan registrados 176 adverbios en -mente distintos. Los mas frecuentes son realmente (FN 430), normalmente (192) у exactamente (188). No es irrelevante la informacion de que entre los 176 registrados, 73 (es decir, el 41,47 %) tienen frecuencia igual a uno.

El ultimo de los puntos mencionados, la frecuencia de inventario de adverbios en -mente en diccionarios у en corpus nos pone en relacion tambien con diccionarios electronicos. En efecto, el niimero de lemas (o de acepciones) contenidos en un diccionario que presentan unas caracteristicas determinadas es uno de los casos mas claros en los que el formato elec- tronico supera los inconvenientes de los diccionarios impresos: la informacion esta contenida en el diccionario, pero su recuperacion es imposible о altamente costosa. En el caso que nos ocupa, supondria ir revisando todas las entradas del diccionario para localizar aquellas en las que se indica que se trata de un adverbio. En formato electronico, en cambio, se trata de una operacion trivial. En el caso del DLE, esta operacion es posible a traves de la plataforma Enclave RAE. La busqueda avanzada del diccionario indica que en la version 23.3 del DLE (2019) hay 2078 acepciones correspondientes a adverbios terminados en 'mente. El numero de entradas distintas (es decir, de lemas en -mente que llevan la indicacion de adverbio en alguna de sus acepciones) es, logicamente, menor: 1768.31

El CdEweb permite, сото ya hemos visto, utilizar metacaracteres en las busquedas у combinar indicaciones sobre el lema о sus caracteristicas graficas con la indicacion de la clase de palabras. En este caso, por tanto, el procedimiento adecuado consiste en escribir ‘mente en la ventana de Busqueda у seleccionar luego la clase adverbio en la ventana de POS (la etiqueta resultante es *mente_R*). Si pulsamos la opcion Grafico para la devolucion de los resultados, veremos que estas construcciones presentan una FN general de 5631 casos por millon de formas en los textos de caracter general (en la web) у de 5443 en los tornados de blogs.32

En el CORPES (version 0.91) no existe todavia un modulo que permita conocer directa- mente el numero de formas о lemas distintos que corresponden a una busqueda, pero se puede trabajar con la lista de lemas para obtener su numero.33 La lista de lemas terminados en -mente pertenecientes a la clase adverbial contiene 4558 elementos. Queda claro, pues, que los die- cionarios limitan el numero de elementos de este tipo que incluyen en su lemario, lo cual resulta perfectamente comprensible por la posibilidad de obtener el significado del adverbio a partir del atribuido al adjetivo que le sirve de base.34

 
<<   CONTENTS   >>

Related topics