Desktop version

Home arrow Language & Literature

  • Increase font
  • Decrease font


<<   CONTENTS   >>

Análisis de algunos fenómenos gramaticales en perspectiva diacrónica

Las formas en -ra y en -se

En el apartado 5.2.2 hemos analizado los aspectos mas relevantes de la relacion entre las formas en -га у las formas en -se en espanol actual. Como ya se indica alii, se trata de un fenomeno de gran interes, sobre todo desde el punto de vista diacronico, puesto que en el confluyen varios factores distintos que resumo rapidamente. El aspecto mas llamativo es, sin duda, el de la migracion de las formas en -ra desde el pluscuamperfecto de indicativo latino (valor que mantiene plenamente en espanol hasta la epoca clasica у todavfa vivo en algu- nos dialectos, сото el espanol de Galicia)54 hasta el preterito de subjuntivo. En esa casilla coinciden con las formas en -se, que, a su vez, proceden del pluscuamperfecto de subjuntivo latino. Como hemos visto, esa sustitucion esta mas о menos avanzada segun los pafses, los tipos de lengua у tambien segun los diferentes contextos sintacticos. Ahora bien, no se puede olvidar que la migracion de las formas en -ra a valores subjuntivos esta acompanada de la perdida del valor de antepreterito de indicativo, que conservan hasta bien entrada la epoca clasica. No es forzoso considerar que uno de estos factores incide directamente sobre el otro,55 pero es necesario tener presentes ambos a la hora de analizar los datos de la fre- cuencia. En el caso de las formas en se, se trata simplemente del descenso de uso a rnedida que van siendo sustituidas por las formas en -ra. En el caso de estas ultimas, no es valido fijarse unicamente en la frecuencia (general о normalizada), puesto que van perdiendo uso сото antepreterito a un ritmo diferente al que corresponde a su incremento сото preterito de subjuntivo.

La forma mas comoda у rapida de analizar la cara diacronica de este cambio es, sin duda, la utilizacion del CdEhist. Este corpus esta parcialmente lematizado у anotado morfosintac- ticamente, de modo que es posible hacer una consulta acerca de las frecuencias de estas dos formas a lo largo de los siglos, que es el unico refinamiento en la estructuracion de las respues- tas que permite.’6 Los datos correspondientes a las frecuencias normalizadas son los que figuran en la tabla 5.37.

La tabla muestra varios aspectos del mayor interes. El primero de ellos es, sin duda, el hecho de que las formas en -se sean las predominantes hasta el siglo xix, momento en el que pierden el puesto у pasan a tener una utilizacion muy reducida en todo el siglo xx. El segundo, no menos importante, consiste en que la frecuencia normalizada del conjunto constituido por estas dos formas sigue casi siempre una lfnea descendente (solo el siglo xvi contradice esa tendencia). Este segundo factor indica que no se trata simplemente de la sustitucion de una forma por la otra, puesto que un proceso de ese tipo no implica la reduccion del uso conjunto. La evolucion quedara mas clara si convertimos estos datos en un grafico en el que se muestren visualmente los dos fenomenos que estan teniendo lugar: el descenso en el uso de las dos formas у la ampliacion del terreno que experimentan las formas en -ra en los dos liltimos siglos.

Aunque la figura 5.1 deja ver con claridad el descenso en el uso de las dos formas (muy marcado en el caso de las formas en -se у mucho mas suave en el de las formas en -ra) у la superacion de la invasora a partir del siglo xix, la comprension plena del proceso requiere una vision diferente. El modo de lograrla consiste en considerar que, con independencia de los usos concretos de cada forma en cada caso, el conjunto de ambas establece un cierto universo en el que solo cuentan las relaciones mutuas у no importa lo que ese conjunto pese con respecto a la generalidad. Puede conseguirse mediante un procedimiento tan sencillo

Tabla 5.37 Frecuencias normalizadas de las formas en -ra у -se en la historia del espanol

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

Free, normalizada -ra

3507

3200

1840

2125

2765

1403

2452

1633

Free, normalizada -se

8911

6124

3771

5340

3140

3530

2119

196

Totales

12418

9324

5611

7465

5905

4933

4571

1829

Evolucidn de las frecuencias normalizadas de las formas en -se у -ra Fuente

Figura 5.1 Evolucidn de las frecuencias normalizadas de las formas en -se у -ra Fuente: CdEhist. Elaboracion propia.

Tabla 5.38 Porcentajes de las frecuencias normalizadas de las formas en -ra у -se a lo largo de la historia

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

% free, normalizada -ra

28,24

34,33

32,80

28,46

47,11

28,45

53,65

89,28

% free, normalizada -se

71,76

65,67

67,20

71,54

52,89

71,55

46,35

10,72

Totales

100,00

100,00

100,00

100,00

100,00

100,00

100,00

100,00

Fuente: CdEhist. Elaboracion propia

сото el de calcular los porcentajes que supone cada una de estas formas en los diferentes siglos, que es lo que aparece en la tabla 5.38.

La consideracion “interna” muestra que las formas en -se suponen alrededor del 70 % de la frecuencia en ese territorio comun hasta el siglo xix (con la excepcion del bache que sufren en el xvii). Descienden luego muy bruscamente en el siglo xix у pasan a ocupar un papel claramente marginal en el siglo xx.

La indudable claridad de las cifras у los graficos no puede ocultar el hecho de que trabajar con tramos de cien anos, que es la unica opcion existente en el CdEhist, puede resultar excesivamente simplista, puesto que no permite valorar adecuadamente lo que sucede en cada momento. Cien anos es un perfodo excesivo y, por otro lado, los siglos civiles no son los que organizan la historia de la lengua. El CORDE tiene una aplicacion de consulta bas- tante envejecida ya, pero que permite establecer los tramos temporales que resulten mas adecuados para cada investigacion. Por desgracia, no esta todavfa lematizado ni anotado morfosintacticamente, de modo que no es posible tratar de conseguir algo parecido a lo que se puede lograr en el CdEhist con periodos mas cortos.57 Una forma de intentar reducir los inconvenientes у aproximarse a lo que serfa lo ideal es lo que se intenta en Rojo (2008b) mediante el procedimiento de trabajar unicamente con algunas formas (primera у tercera de singular у plural) de algunos verbos muy frecuentes (tener, dar, ser/ir, ver, estar, hablar, quedar,

Tabla 5.39 Frecuencias absolutas у porcentajes de las formas primera у tercera de singular у tercera de plural correspondientes a diez verbos

-га

-se

total

% -га

% se

1700-1724

823

1879

2702

30

69,54

1725-1749

1546

2144

3690

42

58,10

1750-1774

1314

1490

2804

47

53,14

1775-1799

1191

1547

2738

44

56,50

1800-1824

1271

1805

3076

41

58,68

1825-1849

2975

3484

6459

46

53,94

1850-1874

3658

2694

6352

58

42,41

1875-1899

10 258

7394

17 652

58

41,89

1900-1924

5158

4952

10 110

51

48,98

1925-1949

7305

3441

10 746

68

32,02

1950-1974

8798

3681

12 479

71

29,50

1975-1999

42 058

9039

51 097

82

17,69

Totales

86 355

43 550

129 905

Fuentes: CORDE у CREA. Datos tornados de Rojo (2008b, tabla 4)

llevar, mirar у pensar) у restringir la consulta a penodos de veinticinco anos. Es evidente que supone una carga considerable de trabajo manual, puesto que hay que repetir la consulta de las formas de cada verbo para cada uno de los tramos.

El modo de hacerlo es sencillo: en la ventana de consulta se introducen las formas deseadas. Para el verbo tener, por ejemplo, hay que escribir tuviera о tuvieran.58 En la ventana cronologico se dan los anos que abren у cierran cada periodo (por ejemplo, 1700-1724, 1725-1749, etc.). Los resultados obtenidos aparecen en Rojo (2008b, tabla 4) у son los que reproduzco ahora сото tabla 5.39.

Como se puede apreciar, el proceso resulta mucho mas complejo que el que se muestra en las tablas anteriores, con numerosos cambios de tendencia entre tramos sucesivos, pero con una lfnea general de descenso de las frecuencias de las formas en se que resulta muy evidente. Notese que, con datos referidos exclusivamente a Espana, que es el pals en el que el proceso de sustitucion esta menos avanzado, se pasa de casi un 70- % a comienzos del siglo xvui a algo menos del 18 % a finales del siglo xx. Por otra parte, puede observarse tambien la simplificacion que supone trabajar con penodos de cien anos, sobre todo en epocas recien- tes: los datos del siglo xx pasan de un 49 % en su primer cuarto a un 17,69 % en el ultimo, un descenso de algo mas de treinta puntos porcentuales.

Todo indica que el proceso sigue progresando en la misma direccion, сото hemos podido observar en el apartado 5.2.2. Veamos, para cerrar este punto, lo que muestra la comparacion entre los datos del CREA (version anotada, que solo tiene textos escritos) у el CORPES, que aparecen en la tabla 5.40.

 
<<   CONTENTS   >>

Related topics