Desktop version

Home arrow Language & Literature

  • Increase font
  • Decrease font


<<   CONTENTS   >>

Aplicaciones en enseñanza y aprendizaje de segundas lenguas

La ensenanza у aprendizaje de lenguas es una de las areas en las que la LC tuvo mayor desarrollo en sus primeros anos de historia, сото se vera en el apartado 6.1. El proyecto COBUILD, sin duda el mas destacado en esta epoca у el que sirvio de modelo a rnuchos otros, persegufa la construccion de corpus en los que fuera posible identificar los elemen- tos lexicos у gramaticales mas frecuentes en la lengua realmente utilizada en la comuni- cacion cotidiana con la intencion de usarlos para configurer los procesos de ensenanza у aprendizaje del ingles сото L2. En este sentido, la utilizacion de corpus en esta area no se diferencia de la que tiene lugar en otras. Las caracterfsticas especiales surgen cuando, unos anos despues, comienzan a construirse corpus constituidos por textos, escritos u orales, producidos por estudiantes de una determinada L2, que sirven para detectar las caracte- rfsticas que presenta la interlengua de estudiantes procedentes de una cierta LI en fases diferentes de su aprendizaje. Estos son los denominados corpus de aprendices о corpus de aprendientes.70

Los corpus de aprendices pueden recibir una codificacion especial, la codificacion de errores presentes en los textos, gracias a la cual es posible recuperar, por ejemplo, todos los que esten relacionados con el uso de las formas verbales о el regimen verbal, con indepen- dencia de cuales sean los elementos lexicos implicados en cada caso. En este apartado vamos a centrarnos, sin embargo, en algunos ejemplos de recuperacion de informacion basada en anotacion morfosintactica, paralela a la que aparece en otros tipos de corpus. La repetida indicacion segun la cual lo que interesa obtener de un corpus no es la frecuencia general de un elemento о un fenomeno, sino la diferencia que se puede observer entre la que muestra en diferentes tipos de texto se manifiesta aquf en el analisis de las producciones de estudiantes procedentes de distintas LI que se encuentran en varias fases de aprendizaje. Es lo que se conoce сото analisis contrastivo de interlenguas (ACI).71

En los apartados 5.2.2 у 5.8.1 hemos visto la evolucion у distribucion actual de las dos variantes del preterito de subjuntivo. Dado que es una forma cuyo manejo revela un cono- cimiento bastante profundo de las caracterfsticas del sistema modo-temporal del espanol, resulta interesante considerar su frecuencia en las producciones de aprendientes existentes en el CAES, tal сото se hace en Rojo у Palacios (en prensa) El modo de lograrlo es sencillo: seleccionamos Elementos gramaticales en Tipo de busqueda, Estadistica elemental en Tipo de resultado у construimos la etiqueta adecuada mediante los mentis desplegables que aparecen en Etiqueta. El resultado es que estas formas aparecen un total de quinientas ochenta veces en todo el corpus, lo cual supone una FN de 1011 casos por rnillon. De mayor interes es analizar la frecuencia que presenta segun la LI de los estudiantes, con la que se podra saber, por ejemplo, si la semejanza de la organizacion modo-temporal del verbo en la lengua de partida repercute en la frecuencia detectada en la L2. Seleccionando ahora laopcion de Estadistica completa enTipo de resultado obtenemos losdatos diferenciados por lenguas. La tabla 5.49 resume los datos obtenidos en ambas busquedas:

Tabla 5.49 Frecuencias de uso del imperfecto de subjuntivo (en sus dos formas) en diferentes L1 Fuente: Tornado de la tabla 2 de Rojo у Palacios (en prensa)

Lengua materna de los aprendientes

Frecuencia general

Frecuencia normalizada (casos por milldn)

Total del CAES

580

1011

L1 arabe

92

547

L1 chino mandarin

26

489

L1 trances

79

1330

L1 ingles

95

888

L1 portugues

280

1695

L1 ruso

8

547

Se observa una clarisima diferencia entre los estudiantes con LI frances о portugues con los que proceden del arabe, el chino mandarin о el ruso. Por otro lado, el uso de estas dos formas se incrementa con el aumento del nivel de conocimientos, сото muestra la tabla 5.50:

Tabla 5.50 Frecuencias generates у normalizadas del preterito de subjuntivo en aprendientes con diferentes niveles de conocimiento. Tornado de la tabla 3 de Rojo у Palacios (en prensa)

Niveles de conocimiento adquiridos

Frecuencia general

Frecuencia normalizada (casos por millbn)

A1

34

219

A2

125

699

B1

207

1777

B2

144

1788

C1

70

1653

Retomando ahora el caso de la perffrasis ir (a) + infinitive, es perfectamente previsible que los estudiantes que tengan portugues сото LI muestren una frecuencia mas alta de la variante sin preposicion, que es la forma en que esta construccion se presenta habitual- mente en esta lengua. La busqueda puede hacerse del mismo modo que hemos expuesto con ESLORA en el apartado 5.9.1, anadiendo ahora las indicaciones correspondientes en los demas parametros. La opcion Estadlstica completa en el Tipo de resultados devuelve los que figuran en la tabla 5.51.

Los datos generates muestran que la variante sin preposicion es mucho mas frecuente en estos textos que en los examinados previamente: su relacion con la alternativa mayoritaria es de, mas о menos, la cuarta parte. Aunque con algun altibajo, se observa que la variante

Tabla 5.51 Frecuencias normalizadas de la perlfrasis ir (a) + infinitivo segOn niveles de conocimiento de espanol у L1

FN de ir a + infinitivo

FN de ir + infinitivo

% de la variante sin prep.

General

2135

586

21,54

Nivel: A1

2702

1229

31,26

Nivel: A2

2119

403

15,98

Nivel: B1

2334

498

17,58

Nivel: B2

919

87

8,65

Nivel: C1

1889

189

9,10

L1: Arabe

2473

273

9,94

L1: Chino mandarin

2069

56

2,64

L1: Frances

2626

219

7,70

L1: Ingtes

1627

206

11,24

L1: Portugues

1816

1513

45,45

L1: Ruso

3331

97

2,83

sin preposicion (la “incorrecta”) va descendiendo de frecuencia relativa a medida que asciende el nivel de conocimientos, que es lo esperable. Pero la clave de todo esto radica, sin duda, en los estudiantes con portugues сото LI, que son un porcentaje muy alto de los que forman el CAES. Si sumamos las frecuencias normalizadas de las dos variantes у hallamos el porcentaje que corresponde en cada caso a la que no lleva preposicion, podremos ver con mayor claridad el peso de cada factor, que es lo que aparece en la cuarta columna de la tabla 5.51. Es claro que hay tres bloques en los niveles de aprendizaje: en el A1 supone algo mas del 30 % del total de los casos de la perifrasis; en los dos siguientes se sitiia en torno al 16 % у en los dos mas elevados esta ya por debajo del 10 %. Pero el factor mas importante es, sin duda, el hecho de que los estudiantes que tienen el portugues сото lengua de origen muestran ausencia de preposicion en el 45 % de los casos, frente a, por ejemplo, el 11 % que se da en los que tienen el ingles сото LI.

La aplicacion de consulta del CAES permite estructurar la consulta tambien por los fac- tores relevantes en este fenomeno, de modo que podemos seleccionar portugues en la ven- tana de LI у Al en la de nivel de espanol. El resultado es que hay 149 casos (ojo: no casos por millon) que proceden de esa casilla sobre un total de 336 ejemplos sin preposicion. En otras palabras, el 44,34 % de los casos de esta construccion detectados en el CAES proceden de estudiantes con portugues сото LI у nivel Al de conocimiento de espanol.

Los verbos de movimiento se construyen habitualmente con complementos locativos que, en caso de que esten constituidos por frases preposicionales, llevan una preposicion congruente con el significado del verbo у su complemento. Asf, dado que ir significa movi- miento que se realiza desde el ambito ocupado por su sujeto hacia otro lugar, se construye habitualmente con la preposicion a (ir a un cierto lugar) о un adverbio que la integre (ir allf). Los cambios de significado en el verbo у sus complementos traen consigo habitualmente cambios en las preposiciones utilizadas: ir de un lugar a otro, ir en autobus, etc. Por su parte, las preposiciones, que son basicamente utiles gramaticales, conservan sin embargo una parte de su significado originario, de modo que a se relaciona con lugar hacia el cual, de con lugar desde el cual, en con lugar en el que у eso explica la frecuencia de combinaciones сото ir a un lugar, venir de un lugar, residir en un lugar, etc.

Ese significado originario de la preposicion se desdibuja a media que se intensifica el pro- ceso de gramaticalizacion у la preposicion se combina con verbos que no expresan movimiento о lo hacen en un sentido muy diluido. Asi, en espanol se aspira a algo, se duda de algo у un asunto consiste en algo. Todo ello hace que en muchas ocasiones la preposicion que se utiliza con un verbo no sea la esperada у esta indeterminacion se manifiesta con mayor claridad cuando, en el conocimiento imperfecto de la lengua que tienen quienes la estudian сото L2, tienden a utilizar con cada verbo la preposicion equivalente a la que se ernplea en su LI. Es un proceso de interferencia que presenta aspectos del mayor interes.

El verbo llegar es un verbo de movimiento cuyo destino se expresa habitualmente en espanol mediante una frase preposicional con a о un adverbio que la integre: llegar a una ciudadjalli. Por supuesto, la preposicion cambia si el caracter del complemento no es el de destino: llegar desde otra ciudad, llegar hasta la cima (no solo a la cima), llegar en barco, llegar con alguien, etc. Teniendo estas opciones en cuenta, nos interesa analizar que preposicion utilizan los estudiantes de ELE para introducir el complemento de destino que se combina con llegar. Para ello, en el CAES debemos seleccionar Elementos gramaticales en la ventana de Biisqueda, llegar en la ventana de Lema, anadir otro elemento gramatical (con el signo +) у marcar luego сото preposicion en la ventana de Etiqueta. El resultado es que el corpus contiene 359 casos de la construccion solicitada, lo cual significa una FN de 626 casos por millon, que es suficiente para realizar nn estudio de cierta profundidad. Si recuperamos los ejemplos (en la ventana de Resultados) podremos ver casos con a, con de, etc. у tambien con en en casos en los que un hablante nativo diria a. Un modo rapido de estimar el peso de cada una de las preposiciones consiste en reordenar los resultados seleccionado Elemento siguiente en la ventana de Ordenacion. Con ello se hace muy sencillo el recuento у comprobamos que, entre otras сот- binaciones, hay muchos casos con a, algunos con de у bastantes con en.

Esta ultima cifra es suficientemente importante сото para dedicarle una atencion especial, de modo que pulsando la opcion Volver anadimos al segundo elemento (caracterizado hasta ahora сото una preposicion) la indicacion en en la ventana de lema. El resultado es que hay setenta у cinco casos de esta combinacion, bastante extrana para un hablante nativo. Podemos obtener una vision rapida de su distribucion seleccionando la opcion Estadlstica completa en la ventana de Resultados. La distribucion por niveles de conocimiento resulta sorprendente porque muestra que la construccion llegar en es mucho mas frecuente en el nivel B1 que en los mas bajos (alrededor del triple), lo cual parece indicar que se trata de un error de aprendizaje no corregido. La distribucion segun LI es tambien del mayor interes: aunque se da con estudiantes de todas las LI incluidas en el CAES, destacan los que parten del ingles (una FN de ciento cincuenta por millon) y, sobre todo, los de portugues (una FN de 309 casos por millon). La importancia de esta cifra aconseja profundizar en el terna, de modo que, tras pulsar la opcion de Volver, seleccionamos ahora portugues en la ventana de LI, con la intencion de ver сото se distribuyen los resultados entre los estudiantes con esta LI. El reparto por niveles de conocimiento, que figura en la tabla 5.52, sigue mostrando en el nivel B1 una cifra mas alta que en el nivel mas bajo.

El CAES permite tambien tomar en cuenta el pais de origen de los estudiantes que han hecho las pruebas, lo cual es del mayor interes en este caso para intentar profundizar algo mas en esta interferencia. Seleccionando Brasil en la ventana de pals podemos ver que le corresponden cincuenta de los cincuenta у un casos de llegar en recogidos actualmente en el CAES. Es un resultado perfectamente compatible con la distribucion de chegar a у chegar em, propia del portugues de Brasil.72

El ACI puede consistir tambien en comparer datos obtenidos del corpus de aprendices con los procedentes de un corpus consistente en textos producidos por hablantes nativos. La aproxi- macion consiste en comparer la mayor о menor frecuencia de ciertos fenomenos en ambos tipos de texto para intentar detectar posibles casos de infrauso о sobreuso. Lo ideal es, naturalmente, que la comparacion se pueda hacer entre corpus que presenten textos de caracteristicas simi- lares, pero no disponemos todavia en espanol de un corpus de nativos constituido por textos

Tabla 5.52 Frecuencias normalizadas de la construc- cidn llegar en en los diferentes niveles de conocimiento entre estudiantes de ELE con portugues сото L1

FN de llegar en

A1

122

A2

101

B1

300

B2

0

C1

71

semejantes a los que se incluyen en un corpus de aprendices, que consisten habitualmente en escritos сото la reserva de un hotel, una reclamacion a una companfa de transportes, la narracion de una pelfcula о una novela, etc. De todas formas, para el proposito de este apartado, que es la ilustracion de las posibilidades que brindan los corpus de aprendices, podemos utilizar el CORPES у ESLORA сото elementos de contraste con los datos del CAES.

Un ejemplo claro de sobreuso podria ser el constituido por la presencia exph'cita del pronombre sujeto al lado de la forma verbal que funciona сото predicado. Reduciendo un tanto el objeto, en el CORPES hay 2 037 566 casos de formas verbales en primera persona de singular, lo cual supone una FN de 7244 casos por millon. Si usamos la opcion de Proximidad у marcamos la forma yo con distancia 1 a izquierda о derecha, el resultado es 161 280, con una FN de 573 casos por millon de elementos gramaticales, es decir, doce veces inferior. Cambiando el estilo del calculo, podemos decir que las formas de primera persona de singular van precedidas о seguidas inmediatamente por yo en el 7,9 % de los casos. Si usamos solo textos orales podemos hallar datos que nos permitan el contraste con los obtenidos del CORPES, donde los textos escritos son mayoria absoluta y, ademas, proceden de todos los paises del ambito hispanico, con ciertas diferencias importantes en lo que se refiere precisamente a la presencia de los pronombres en funcion de sujeto. En ESLORA, seleccionando los casos de primera persona de singular en cualquier verbo con los menus de Etiqueta, obtenemos una frecuencia de 25 208, lo cual supone una FN de 33 563 casos por millon. Es muy superior a la que encontramos en el CORPES, pero es un resultado esperable tambien por el diferente caracter de los textos que integran ESLORA (mayoritariamente entrevistas semidirigidas, con abundantes narraciones per- sonales). Utilizando la opcion de elementos Elementos gramaticales en Tipo de busqueda у la de incorporar varios elementos, en un orden determinado, a la biisqueda, podemos recuperar primero los que constan de pronombre yo seguido inmediatamente de forma verbal de primera persona у luego los de forma verbal en primera persona seguida inmediatamente por el pronombre yo. La suma de ambas Luisquedas supone 3987 casos, con una FN de 5308 casos por millon. Es decir, el 15,81 % de las formas verbales de primera persona va precedido о seguido inmediatamente por el pronombre yo. Veamos ahora lo que sucede en el CAES. Con las mismas operaciones realizadas para ESLORA, obtenemos que hay 22 067 casos de verbos en primera persona de singular (FN 38 463). De ellas, 2037 (FN 3550) van precedidas о seguidas inmediatamente por el pronombre yo. Esto supone que los estudiantes de espanol сото L2 incluyen el pronombre en el 9,23 % de los casos. En resumen, los datos son los que figuran en la tabla 5.53:

Tabla 5.53 Frecuencia normalizada de formas verbales en primera persona de singular у precedidas о seguidas inmediatamente por yo en diferentes subcorpus

(Sub)corpus

FN formas 1Л pers. sing.

FN 1.* pers. sing, con yo en -1 о +1

Pore, casos con pronombre

CORPES

7244

573

7,90

CORPES oral

16 179

3268

20,19

ESLORA

38 563

5308

15,81

CAES

38 463

3550

9,23

Los datos de la tabla 5.53 ilustran el uso del pronombre en posicion inmediatamente anterior о posterior a las formas verbales de primera persona de singular, pero permiten observar tambien otro factor de interes. Si nos limitamos a comparar las FN de estas combinaciones en CORPES у CAES, llegamos a la conclusion de que en el corpus de aprendientes la FN es mucho mayor que la que aparece en el corpus de referencia (seis veces mas). Sin embargo, esta vision es demasiado simple, puesto que oculta el hecho de que la FN de las formas verbales de primera persona es tambien mucho mayor en el CAES (cinco veces mas). Por tanto, la cifra que necesitamos es la que contiene el porcentaje de los casos con pronombre en posicion inmediatamente anterior о posterior sobre el total de los casos de verbos en primera persona de singular. Con esta otra perspective, se observa que el porcentaje del CAES es solo un poco mas alto que el que obtenemos en el CORPES y, en cambio, muy inferior al que se encuentra en (sub) corpus orales.

^Se dan diferencias importantes en la presencia del pronombre segun los niveles de conocimiento о las LI ? Para obtener los datos es necesario hacer las busquedas anteriores activando la opcion de Estadfstica completa. Los resultados aparecen en las tablas 5.54 у 5.55:

Tabla 5.54 Porcentaje de casos en los que una forma verbal de primera persona del singular va precedida о seguida inmediatamente por el pronombre yo con respecto al total de formas verbales de primera persona de singular segOn niveles de conocimiento de la L2

Niveles de conocimiento

% con pronombre yo

General

9,23

A1

12,49

A2

10,46

B1

5,96

B2

3,72

C1

1,74

Fuente: CORPES. Elaboracidn propia

Tabla 5.55 Porcentaje de casos en los que una forma verbal de primera persona del singular va precedida о seguida inmediatamente por el pronombre yo con respecto al total de formas verbales de primera persona de singular segOn las diferentes L1

L1

% con pronombre yo

General

9,23

Arabe

10,00

Chino mandarin

5,66

Frances

2,66

Inglbs

9,79

Portugues

10,88

Ruso

12,96

Sin duda, es necesario generalizar los datos у profundizar en el analisis de esta cuestion, pero todo indica que existe correspondencia entre el descenso de la presencia del pronombre у el aumento en el nivel de conocimientos. En cambio, no se da una relacion tan clara si observamos la relacion con las LI. En la tabla 5.55 se observan dos grupos relativamente claros: uno constituido por el frances у el chino mandarin, con presencia baja del pronombre у otro, en el que estan todas las demas LI.

 
<<   CONTENTS   >>

Related topics